Intuicion de la Mujer Escorpio

Su capacidad de percepción es una de las más poderosas del Zodíaco, pues, a parte de que su signo sea regido por el elemento Agua, también es guiada por Plutón, formando un dúo infalible en materia de intuición. Consigue descubrir secretos guardados bajo siete llaves y percibe las intenciones más sutiles en las personas. Ella trata de estar siempre conectada con los caminos que sus sensaciones indican, pues las chances de que la engañes son mínimas. Cuando esta en duda en el amor, recurre al sexto sentido. 

Retrato Psicológico y Físico de la mujer Escorpio  
La mujer Escorpio posee un atractivo muy fuerte, en cierto modo misterioso, agravado por sus ojos brillantes, su mirada penetrante y sus bonitos labios carnosos. La mujer Escorpio es como una dulce gatita de apariencia encantadora, pero por dentro una auténtica fiera que puede sacar las uñas a la menor provocación.


Desde luego, no hay duda de que es una mujer de pies a cabeza, y sabe usar las artes femeninas con gran maestría, pero en el fondo, se siente muy atraída por el mundo de los hombres y por el rol masculino, y aunque lo disimule, es ella quien, dentro de la pareja, lleva los pantalones.La mujer Escorpión posee un control absoluto sobre sus sentimientos y, desde luego, no los manifiesta como hacen la mayoría de las mujeres, pero cuando estalla no tiene límite, mostrándose entonces despótica, dominante y sarcástica como pocas. La nativa de este signo es difícil de conquistar por dos razones. Por un lado porque es una gran desconfiada, y por otro, porque no entrega su intimidad a la ligera. Es tan hermética, que siempre guarda una parcela de vida íntima, incluso dentro del matrimonio.También es muy ambiciosa, no en el sentido estrictamente material, pero sí para acaparar poder personal, tanto para ella como para su media naranja. Lo que caracteriza a la mujer Escorpio es que quiere conocer la vida a fondo. De esa manera sabe si las cosas le interesan o no. Esta nativa puede adorar algo o aborrecerlo, pero nunca quedarse con el regustillo de no haberlo probado lo suficiente.

Tu pregunta